domingo, octubre 14, 2007

Domingo por la tarde

Estoy en casa, domingo tarde, odio los domingos por la tarde, y menos los otoñales cuando la luz va desapareciendo dando paso a esa luz amarillenta no natural, de las farolas.

Miro a mi alrededor y no hay nada, no hay nadie, y me siento como un castillo de naipes, que se fué levantando poco a poco, que llegó a tener 4 pisos de altura pero que de pronto la mano del destino retiró tres cartas y todo aquel castillo se vino abajo de golpe, sin ruido a cámara lenta, carta tras carta esparciendose en la mesa como los trozos de un corazon roto. Y aquel castillo que parecía erigirse alto y seguro, ya no está, ahora sólo es un monton de cartas tiradas, sin orden ni sentido...

Y decido salir a la calle, a mi querido Madrid, a refugiarme en mi ipod, en el asfalto del centro de Madrid, donde la gente bulle, y yo me siento un fantasma entre ellos, como si de un momento a otro fueran a traspasarme por que no existo, soy solo un fantasma que recorre sus calles.

Y veo el café.. donde tomaba café, y paso por la parada de autobuses, donde se perdia el autobus, y veo a la gente esperar a la salida del metro, donde yo tambien una vez esperaba.

Sigo mi ruta, mis pies se deslizan sobre el adoquinado de la plaza mayor, donde la gente revolotea, flashes de fotos, risas, carreras de niños, parejas paseando, mientras yo simplemente paso a su lado como una forma invisible.

Vuelvo a casa mientras Sabina me susurra al oido " ... por que el amor cuando no muere mata, por que amores que matan nunca mueren..."

Ojala tuviera un pequeño botón que al apretarlo dijera. " este ser orgánico dejará de sentir en 5, 4, 3, 2, 1 ..."

.... y después la nada.

5 comentarios:

Disgusto dijo...

No, dejarías de escuchar a Sabina y como este dice muy acertadamente:
Más de cien palabras, más de cien motivos
para no cortarse de un tajo las venas,
más de cien pupilas donde vernos vivos,
más de cien mentiras que valen la pena.

meiga dijo...

El club de los echadores de menos, donde hay que apuntarse???? igual es cuestion de crearlo nosotros mismos..... pero sabes que? no debes dejar que te maten, como mucho que muera.... seria una pena que el resto de peces se perdieran semejante caña (no vale pensar mal ehhh :-P) porque hubo un pez que decidio que las cosas a veces terminaban.... asi que ale, quiero ver una de esas sonrisas que me vuelven loca y a vivir, entendido!!!! podria ser la presidenta del club, que no??? :-P jajajajaj

Hola soy Meiga y son "una echadora de menos"

si necesitas algo no lo dudes, no sirve de mucho pero a veces cuando se cuentan las cosas como que despues se ven menos cosas o por lo menos nos desahogamos, y ademas... asi es mas facil :-) asi que si quieres....

sorgine75@hotmail.com

sera un placer

mmmmmmmuuuuuuaaaaaaaakkkkkkk

Casilda dijo...

Bienvenido al club , yo tambien odio los domingos por la tarde , no se muy bien que hacer con ellos .
Un beso

fire dijo...

ay..
que tu y yo andamos mas o menos igual...
asi que poco puedo decirte....
solo que no sabes como me identifico contigo....y seguramente me repetire muchas veces en este comentario...pero es totalmente cierto..
Yo tambien odio lso domingos por la tarde...me pongo de bajon y me deprimo...
solo hubo una epoca en que domingo era sinonimo de lunes...y los lunes eran algo maravilloso...
un beso nicolas..
animate por favor...
:-)


ufff....mas letras...jajjaaa....
bprbqskvwy
ah...que aki no eran..jejjee..
;-P

Gaby Gaby dijo...

Caramba, quien no ha sentido eso... creo que no solo he deseado no sentir nada, también he deseado que existiera una maquinita que sacara el dolor que se hace profundo en el pecho... pero no hay...
Somos los nosotros los que día a día debemos superar las penas y seguir adelante... vaya que son fastidiosos los domingps, pero empeñate en encontrar un actividad que te vitalice, seguro la hay!!!!
Saludos, suerte