miércoles, abril 18, 2007

Despertares

Suena.

Si, oigo ruido de gotas de lluvia contra la ventana y un rumor de olas que van y vienen.

Abro los ojos.

Y veo que ese suave rumor procede del despertador, lo miro de nuevo, y si, es el despertardor el que suavemente me despierta.
Entra una cálida luz en la habitación, sus paredes habian cambiado, de aquel amarillo vainilla ahora eran de un verde esmeralda, la casa olia a jazmin y lilas.

."Debo estar soñando, esto no es real" - Me dije.

Fuí a la ducha, cuando abrí el grifo una suave lluvia de rocio emanó del techo, me dejé llevar notaba como cada gota resbala por mi piel suavemente dejando un ligero frescor. Salgo de la ducha y cuando voy a coger la toalla esta desparece de mis manos convertienose en na suave brisa que me envuelve, puedo notar su olor a salitre, cierro los ojos y por un momento siento la arena en mis pies, abro los ojos y el suelo del cuarto de baño se ha cubierto de arena tostada, la brisa ha secado mi piel. Siento el olor a café, y sin prisas me pongo una taza, mientras con la luz que entra juguetona a través de la persiana veo mi pequeña casa. Diferente con sus paredes de verde esmeralda y su suelo de hierba recien cortada.

Me visto y salgo a la calle, es raro cuando abro la puerta de m icasa accedo directamente, juraria que antes vivia en un segundo piso. Mis ojos se aclimatan al cambio de luz, miro al cielo y este tiene un azul turquesa intenso, veo bandadas de cisnes volando bajo mirando hacia mi, juraria que me sonreian, me froto los ojos, lo que antes era una carretera ahora es un camino suave, rodeado de árboles, las casas son bajas.. me acerco a una de ellas y ¡dios mio! no me lo puedo creer son de dulce, esta de aqui es de cohoclate blanco la de alli de bizcocho... Me giró y veo pasar delante mio un desfile de pequeños juglares danzando, tocando sus flautas, haciendo juegos malabares, detras de ellos dos unicornios blancos, abren un pequeño desfile de marionetas... que saltan y se mueven sin que nadie las dirija.

Camino, mi vista recorre el todo el nuevo paraje que se muestra ante mi, jardines de lilas, campos de margaritas, campanitas que se mecen al viento, arboles altos, almendros en flor, y cientos de pajarillos saltando de un lado a otro, trinando en un ritmo suave y acompasado. El sol brilla en ese cielo azul turquesa y sin embargo puedes mirarlo a la cara sin deslumbrarte.

Llego a lo que debe ser el cercanias, pero ahora solo es una gran seta enorme q se abre hacia el interior.

Y entro.

Y alli ante mis ojos una gran cueva de esmeraldas, que dan una luz verde, en lo que deben ser los andenes veo duendes, gnomos, trolls brujas y hadas todos esperando a que pase.. ¿el tren? y cuando este llega veo que las luces son luciernagas que preceden a un enorme ciempies que se para delante nuestro y alli suben, los gnomos y las hadas, los trolls y las brujas y como no yo tambien subo.

Y el ciempies se pone en movimiento, y entre los que estamos alli encaramados se desliza una pequella hada con forma de mariposa que va dibujando sonrisas en la cara de todos.

Llego a mi parada, el ciempies se para, y se bajan gnomos y hadas, trolls y brujas,y por supuesto yo...

Y estoy en medio de una laguna junto a un bosque frondoso y desde alli a lo lejos puedo ver el mar.

Cierro los ojos, es el mas dulce sueño de mis sueños y no quiero despertar, no despertare, o acaso estoy despierto y mis sueños diarios son las pesadillas de un despertador de una ducha fría y de un cercanias lleno de gente...

Quizá sea asi y solo yo puedo decidir que es sueño y que es realidad....

1 comentario:

Bohemia dijo...

Creo que tu vida verdadera es esa llena de colores, sensaciones gratas y belleza a raudales y quizás lo que proyectas al escribir sea un reflejo de esa vida...Lo otro, lo que parece cotidiano no es más que una sucesión de sueños lúcidos, casi viajes astrales en metro, que sirven simplemente para aprender,evolucionar y acumular...