martes, febrero 12, 2008

san valentin

Estaba en clase, la profesora nos manda una redacción para el día de san valentín, lo primero que pienso es en hablar de la fiesta, del marketing y del negocio que montan los centros comerciales, pero pensé que eso lo escribiría mas de un compañero, y al fin y al cabo san valentin no es el día de los enamorados? asi que escribire sobre el amor.

" el amor...
busqué en wikipedia la palabra:

El amor es considerado como un conjunto de comportamientos y actitudes, incondicionales y desinteresadas, que se manifiestan entre seres capaces de desarrollar inteligencia emocional o emocionalidad. Habitualmente se asocia el término con el amor romántico, una relación pasional entre dos personas con una importante influencia en sus relaciones interpersonales y sexuales mutuas. Sin embargo el término se aplica también a otras relaciones diferentes, tales como el amor platónico o el amor familiar, y también en un sentido más amplio se habla de amor hacia Dios, la naturaleza, la humanidad en su conjunto.

Pero lo vi muy frio y academico, y entonces recordé una historia, una historia que me contaba mi padre.

"Era una tarde de otoño, de esas que el frió cubre las calles y la oscuridad de la noche mata los rayos del sol cuando aun no han dado las 6. A mi esa tarde se me estaba haciendo eterna, tenía una cita, la segunda cita y deseaba volver a verla, quizas por que en la primera todo son nervios y no da tiempo nada mas que a una toma de contacto, y hoy... , hoy seria mas relajado. Tomé el metro hacia donde habíamos quedado, estaba nervioso, cuando llegué notaba el latir de mi corazón, parecía que queria correr los 100 mtrs vallas,sentia que me ahogaba.
Esperé y de pronto allí apareció, con su sonrisa, nos dimos los dos besos de rigor, abrí la puerta y la dejé pasar.

El bar era pequeño y acogedor, unas mesas a la derecha de la entrada y al fondo, con una escalera en el centro, que te llevaba a una especie de altillo, donde habia 5 mesas, un sofa largo apoyado contra la pared, y unos sillones estrechos, junto a la pared que hacia de barandilla. Elegios sentarnos en el sofa, en la esquina opuesta habia una pareja que se comia a besos.
Subió el camarero y pedimos, nos miramos, y empezamos a hablar, las palabras se deslizaban como lo hacen las hojas al caer el otoño, yo casi no escuchaba, miraba sus ojos, el brillo de la alegria saltando en sus pupilas, el caer de su pelo sobre sus hombros, y de vez en cuando esa sonrisa que flotaba y me hacia sentir un calor especial que anidana en mi pecho, yo dejaba caer mi mano cerca de la suya intentado que se rozasen ligeramente, sentir ese leve contacto, y mi sangre fluia por mis venas bombeada por un corazon que danzaba a un ritmo loco, veia sus labios moverse al hablar y los imaginaba rozandose a los mios, su mano entrelazada en la mia, y mi brazo cruzando su cintura. de vez en cuando tenia que desviar la mirada, por que ya casi ni la escuchaba perdido en mis ensoñaciones, sentia calor, y su mirada se anclaba mas y mas en mi, no quería mirar el reloj, solo estar alli, dejandome llevar por lo que sentía.

Si alguna vez alguien me hubiese preguntado que deseaba, hubiera sido eso, quedar una tarde de otoño, donde la noche parece cobijar los sentimientos, en un lugar tranquilo, con alguien que te haga sentir bien y especial, con los nervios de las primeras citas, oir su voz, poder perderse en una mirada, reir, reir, y reir sin preguntarse por que, desear que ella deslize su mano para notar un roce, mover despacio los dedos y notar el calor de su piel, desear desde lo mas profundo, que ella incline la cabeza y sentir mas cerca sus labios, soñar que los une a los tuyos, y que de pronto ya no hay nada mas, no existe el mundo ni el tiempo nada mas que solo ella y yo.

Luego por mucho que uno no lo desee llega la hora de marcharse, y la duda ¿la beso o no?, y al final das dos besos de nuevo pero mas despacio, mas cerca de la comisura de los labios, ¿nos volvermos a ver? ... y ese tiempo que tarda en contestar es un abismo sin fin, - si, ¿te parece mañana aqui mismo?-, y uno no sabe si saltar de alegria o salir por la calle gritando que la volvera a ver.
Y cuando te vas y coges el movil, le mandas un mensaje: "ha sido una tarde maravillosa, me ha encantado estar contigo, dulces sueños, besitos"..., por que en eso consiste el amor, en esos pequeños detalles, bubujas de felicidad, que terminan envolviendote y pintando de color tu vida."

Esta es mi redaccion, aunque sea una historia que me cuenta mi padre, ya se que san valentin es un dia de febrero y no de otoño, pero... tiene el amor que celebrarse un dia o no deberia ser que todos los dias celebrasemos el amor?

Llegué a casa, y alli estaba mi madre, la miré, y pensé en que habria sentido ella sentada en el bar delante de mi padre, si lo que él me cuenta ella lo vivió de la misma manera, seguro que sintió algo muy parecido, los dos alli enamorandose perdidamente deseando que sus manos se tocasen...

Y yo soy un niño y no entiendo aún de amores y que estos acaben, quizas cuando crezca... eso si, al menos haré caso a mi padre y luchare cada dia cada segundo para que esa sensación permanezca, porque como vi en una peli, no hay nada mas maravilloso en este mundo que estar enamorado y ser correspondido.

7 comentarios:

Maybe dijo...

Sigue siendo ese niño que anhela crecer luchando por encontrar ese amor, pero mientras, sigue deleitándonos con tus relatos maravillosos.
Un beso mi niño.

tumejoramig@ dijo...

Eres un maestro maravilloso, y me encanta que tu niño te tome como ejemplo, que sienta y sueñe, que viva cada segundo de su vida sabiendo que esa sensación es la más hermosa que existe.
Saber con certeza que hemos tenido la suerte de haber vivido momentos así, amando y siendo correspondidos, es realmente el más hermoso equipaje que podamos cargar y llevarnos de esta vida, y la sonrisa que se dibuja en nuestro rostro cuando lo recordamos, es el mejor legado para nuestros hijos.
Que tengas un día maravilloso y feliz Nico... besos, mimos y caricias!

karen dijo...

"...por que en eso consiste el amor, en esos pequeños detalles, bubujas de felicidad, que terminan envolviéndote y pintando de color tu vida..."

De muchos colores, matices indefinidos, infinitos, llenos, que nos lograrán maravillar si nos dejamos llevar.

Gracias por otro relato encantador.

Masakoy dijo...

Has caido, has escrito por San Valentin....
Bueno, pues de castigo ... tienes un ummm, lo que sea en mi blog... siento no leerte por san petesburgo, pero mañana. ;)

Besotes besantes

NEBET-HET dijo...

Que sabios son estos niños...todos de niños soñamos con ese amor que sera eterno, y fantaseamos con los primeros besos, las primeras caricias....
Cuando somos mayores, soñamos con amar como lo hicimos la primera vez y lograr que esa magia no acabe nunca.
Besitos de San Valentin

luzdeluna dijo...

escribí un post en"mi rincón romántico" creo que de las sensaciones de cuando nos enamoramos... es sin duda lo mejor... el principio, y el tener temporadas en las que esas mariposas vuelven a alzar su vuelo y revolotean de nuevo por el estómago, pero de una manera más tranquila... esas mariposas llegan siempre, abre bien la boca eh Nico ;)???!!!!

Un besito para mi escritor favorito.

PD: este Masakoy qué bien vive, no?? otra vez a S. Petesburgo, joooo yo quierooooooo viajaaarrrr

fire dijo...

ojala ese niño no tuviera que aprender nunca el significado del desamor...o el porque el amor se acaba...
seria bonito....

precioso relato como siempre nicolas...
un monton de besos