jueves, noviembre 15, 2007

La carta

Desplegó los dobleces, y la hoja se resintió, el paso del tiempo la había vuelto amarillenta y la tinta en algunas partes se había diluido.

“ Quizás sea esta la primera y última carta que te escriba, pero este verano será inolvidable. Cuando llegaste al hotel y pude verte por primera vez, nunca imaginé lo que nos pasaría. Una chica como tú y un pobre jardinero como yo, nunca harían una buena mezcla, pero aquella tarde en la que me decidí a llevarte al pueblo en la furgoneta del hotel, fue simplemente el inicio para mi, de algo maravilloso.
Podía ver tu melena correr con la brisa de la ventanilla abierta y el suave aroma de salitre inundarnos, y aquella primera sonrisa cuando me dijiste. “Pero ¿por qué me miras tan fijamente?” Luego vinieron las miradas ocultas mientras arreglaba el césped de la piscina, los encuentros casuales, el baile en el salón del hotel, hasta que llegó aquella tarde en la que te invité a pasear por el lago. Y mientras te enseñaba los caminos por los que de pequeño había jugueteado, el tiempo pareció aliarse, y una repentina tormenta cayó sobre nosotros, el agua nos empapó y debajo de aquel árbol mientras te abrazaba pude sentir el sabor de tu piel y de tus labios. Te hice el amor.

Tus padres, lo intuyeron, y ya después de aquel día fue casi imposible encontrarte, asi pasó el resto del verano, y ahora cuando caen las primeras hojas, el dolor se hace insoportable, tu ausencia, tu vacío y no tener noticias tuyas me está volviendo loco, aún asi espero que esta carta pueda llegar a tus manos, y sepas que te amo.”

Lo miró con ternura, él yacía en la cama, frío casi inerte. La puerta se abrió y la enfermera te preguntó: “¿Se quedara esta noche también?, ¿Quiere que le prepare la cama?” Asentiste. Aunque sabías que no la utlizarias.
Cuando apagaron las luces, te hiciste un pequeño hueco en su cama le agarraste la mano. Maldita enfermedad, que más daba que te dijeran que estaba en coma y que probablemente no te oyera, para ti él estaba alli, y te oia y te sentia.

Te estabas quedando dormida, justo cuando le oiste decir:”Gracias por leer mi carta, nunca dejaré de amarte”, y sentiste que apretaba tu mano.

Aquella mañana, cuando la enfermera fue a despertarte, solo encontró dos cuerpos abrazados... sonriendo.

11 comentarios:

NEBET-HET dijo...

"Hoy la muerte me ha mostrado
ya sus cartas
y no entiendo la jugada
trato de salir,
no quiero admitir
mi soledad.

Y en la oscura habitación
necesito oir tu voz.
Ahora duermes junto a mi,esperaré.

El primer rayo de sol
me ilumina el corazón;
te distingo junto a mi,
mi salvación.
Si amaneciera sin tí
yo no sé que sería de mí."

Precioso,dulce y emotivo. Siempre es un placer leerte.

Besitos intensos para que los disfrutes.

pequeña dijo...

Sé que no es el espiritu de tu post, que el recuerdo hasta la muerte y más, no tiene que ver con el descanso que propone Cernuda. Pero hoy mi cabeza me pide descansar (hasta dejar de sentir pero solo por un ratito, eh?)y este poema es lo que me ha venido a la cabeza. Un beso.


Donde habite el olvido,
En los vastos jardines sin aurora;
Donde yo sólo sea
Memoria de una piedra sepultada entre ortigas
Sobre la cual el viento escapa a sus insomnios.

Donde mi nombre deje
Al cuerpo que designa en brazos de los siglos,
Donde el deseo no exista.

En esa gran región donde el amor, ángel terrible,
No esconda como acero
En mi pecho su ala,
Sonriendo lleno de gracia aérea mientras crece el tormento.

Allí donde termine este afán que exige un dueño a imagen suya,
Sometiendo a otra vida su vida,
Sin más horizonte que otros ojos frente a frente.

Donde penas y dichas no sean más que nombres,
Cielo y tierra nativos en torno de un recuerdo;
Donde al fin quede libre sin saberlo yo mismo,
Disuelto en niebla, ausencia,
Ausencia leve como carne de niño.

Allá, allá lejos;
Donde habite el olvido.

Silvia dijo...

Me ha gustado mucho, aunque es un poco triste, pero bueno, la realidad es así, no?

Bss.

tumejoramig@ dijo...

Una flor nunca será tan bella sin los cuidados y dedicación que con amor le brinda su jardinero. El jardinero y su flor, ahora están juntos, donde estén.

Es bello Nico, todo lo que escribes es realmente hermoso, porque siempre escribes dejando hablar a tu corazón.

Que tengas un feliz día, un Gran Día, donde cada sonrisa sea una hermosa flor donde tu corazón, lleno de amor, riegue con todo su esplendor, y que podamos disfrutarlo contigo, de tu mano, con tus letras, sueños y pensamientos.

Un beso enorme y un abrazo lleno de cariño.

Henry J dijo...

Preciosa história Nico...

Esta todo ok?

yaves dijo...

Que bonito, se ha intuído un final feliz..
bessos

Nicolas dijo...

Nebet-het. es precioso el poema, muy hermoso, gracias por tus besos.

Pequeña. Quizas tenga que alquilarme algo alla donde habite el olvido, asi el dolor sera menor. Besos y muchas gracias por tan bello poema.

Silvia, Es cierto a veces la realidad es triste pero encierra un gran amor. Besos

Tumejoramig@. siempre mimas las plabras y escribes muy bello, gracias besitos

Henry J. Gracias Henry... si todo ok, lo ok que se puede estar cuando estas con el corazon roto. graciasss

Yaves. gracias por tus palabras.y por tener tiempo para pasarte por aqui.

La Sonrisa dijo...

Me acaba de recorrer un escalofrío leyendo este relato...joder, me he emocionado.

Precioso, de veras.

Un beso

luzdeluna dijo...

Ayssssssss........qué romantiquísimo que eres........

Un besito dulce..............
..........................Luzdeluna

Cat's dijo...

tengo algo para vos...

Atenea dijo...

Que hermoso relato... es la forma mas sensata de amar.
Un beso