lunes, marzo 13, 2006

Recuerdos

Recuerdo en los tiempos en que uno es joven y la vida parece que no pasa nunca, aquellas largas tardes de verano cuando cogía la bicicleta y pedaleando bajo el sol de agosto iba hasta el pueblo cercano.
A mitad de camino había un gran manzano, y allí un riachuelo. Cuantas veces paré la bicicleta en su sombra , apoyado contra él, me sentaba a descansar y miraba el reflejo del sol en las aguas de aquel pequeño río. Otras jugábamos a trepar por el e intentar coger una manzana o simplemente era nuestro punto de reunión. Luego acababa el verano y era allí donde me despedía de mis amigos, hasta el año siguiente. Recuerdo veranos y veranos cerca del árbol , ese mismo q me vio crecer, q me vio dar mi primer beso y que bajo sus ramas me vio llorar la primera vez q me partieron el corazón.
Y así, hasta que un día lo cortaron, cuando llegué aquel verano habían empezado a construir un nuevo conjunto de chales y claro está, aquel árbol desapareció. Para mi fue como si me arrancasen parte de mi ser, parte de esos recuerdos de mi infancia. Iba al pueblo y veía el vació que había dejado, no importaba que aquello ahora estuviera abarrotado de chales, de gente cruzando la carretera para ir al riachuelo, para mi era un lugar vació, arrancado de cuajo, y sin embargo al mirar ese hueco una sonrisa, y un recuerdo, llenaban mi corazón.

Ahora con el paso de los años, toda aquella zona esta irreconocible, hablo a mi hijo de cuando era pequeño y como eran las cosas de allí, y le hablo del árbol, de su sombra de todo lo que significo en mi vida y mi pequeñín me mira, a veces creo q piensa: “ papi esta loco recuerdos de un árbol?”, pero yo sé que cada uno en su vida tiene recuerdos así, algo que se ancla en el corazón y que aunque desaparezca, nunca, nunca se olvida.

2 comentarios:

eendar dijo...

y tu eres parte de los nuestros y no te olvidamos!!!!!!!
:)

Precioso relato ;)

coral dijo...

Nunca la olvidaré..ELLA permanece en mí...
Un muacks