lunes, mayo 18, 2015

El traficante de sueños 2 Parte

Cuando llegue a mi apartamento me coloqué las extensiones eléctricas en mi cabeza y soñé su sueño.

Pude ver el mundo desde su percepción, y no era tal como me lo habían contado, no había indicios de ninguna ataque ni efectos de una guerra, ella parecía  que hacía una vida normal, vivía a las afueras de la ciudad por lo que pude deducir, su sueño se mezclaba con la presencia de otra persona algo borrosa, pero de la que debió estar enamorada, sentí su dolor, su pérdida. Ví como conducía hacía su trabajo, y de repente me fijé en un cártel que ella miró. " Soñar aún es posible. Infórmese en Dreams Corporation, por que los sueños existen".

Empezaba a comprender, sin saberlo me había convertido en un traficante de sueños, inducía al sueño trataba las ondas alpha y luego los extraía, y ellos... ellos los estaban vendiendo.. ¿pero porqué? ¿qué había pasado para que la gente comprara sueños? ¿Porqué me traían a esos pacientes... y sobre todo que había pasado con la guerra?

Tuve que esperar dos semanas, cuando de nuevo la trajeron para la extracción,  dije que con tan poco tiempo entre una y otra había un alto riesgo que me llevaría tiempo, me creyeron.

Relajé su proceso cerebral,  y tras un tiempo logré despertarla. 
Me miró asustada, le conté dónde se encontraba y el porqué de estar ella allí.
Quiso chillar, pero logré tranquilizarla,  ella pensaba que estaba en un proceso médico, en su empresa pasaban reconocimientos médicos y le habían dicho que tenía un transtorno neuronal y por ello debía ir al centro. Todo aquello era mentira, un simple engaño para que le extrajéramos sus sueños. Cuando se lo dije no me creyó,  hacía meses que la humanidad había dejado de soñar, aún no se sabía el motivo ni el por qué, unos lo achacaban a la contaminación de las fumigaciones, otros que eran pruebas de los gobiernos con armas químicas, pero nadie había dado con le motivo ni con la solución, sólo una empresa decía que podía devolver los sueños, y cómo no esta era Dreams Corporation. 

Dreams Corporation se comprometía a hacer volver a soñar a los que pagaban una ingente cantidad de dinero, es más podían asegurar que con el tiempo y unas sesiones los sueños regresarían de modo natural, y con ellos la capacidad cerebral de generar ilusiones.

Y yo había sido el creador y ejecutor, el traficante de sueños.
Ella me miró con odio, ¿Cómo había sido capaz, cómo podía haber hecho que la humanidad... ? Entonces lo comprendí todo, la guerra, el reclutamiento y aislamiento, todo era un sueño que me habían introducido para inducirme a convertirme en el traficante de sueños, para creer que en lo que trabajaba era una solución.. y sin embargo lo único que había conseguido era enriquecer a unos pocos a costa de matar la ilusión de la gente.

Se lo expliqué, pero ella mantenía sus dudas,  "¿no me estarás engañando, para participar en más experimentos?, he perdido mis sueños y con ellos la única manera que tenía de evocarle" me dijo.

"¿Evocarle? No puedes perder a nadie, los sueños se recuperan yo sé como hacerlo, pero mantedrás tus recuerdos" - le dije.

Me explicó que la "enfermedad" había avanzado,  que al principio se pierde la capacidad de soñar, pero que la cabo de unos meses se van borrando los recuerdos, se difuminan, como si les hicieras un desenfoque, hasta que desaparecen del todo.

¿Podría ser la 2 fase de Dreams Corporation, primero los sueños, luego los recuerdos, pero si logran implantar los recuerdos, ¡¡¡ podrían manejar las mentes!!

"Tenemos que salir de aquí, tengo que impedir que lo logren sino estaremos perdidos, seremos como robots en manos de Dreams Corporation"

La única forma era peligrosa, tendría que inducirla al coma,  simular que estaba al borde de la muerte para provocar un caos,  sacarla de allí y yo salir con ella.

Hice sonar las alarmas médicas, llegaron los camilleros, y un doctor, rápidamente  la trasladaron, no me costó mucho convencer al médico de que debía ir con ella, por que estaba en mitad del proceso de extracción de sueños y si se interrumpía podría provocarle daños irreparables.

Una vez en el vehículo que nos debía trasladar a la zona C, no fue difícil reducir al camillero, amenacé al conductor  y le obligué salir el recinto, la única manera era decir que ella había muerto, la inyecté un compuesto para reducir sus latidos al mínimo, la temperatura de su cuerpo descendió rápidamente.

Cuando inspeccionaron el cuerpo, realmente parecía que estaba muerta. 
Ya sólo quedaba el  conductor,  cuando llegamos a lo que era mi antiguo departamento, le hice subir, y entre lo que había en la ambulancia, mis antiguos utensilios de la universidad y lo que me había llevado, hice que todo aquello para su mente fuera como un sueño incluso su trabajo de conductor de ambulancias.

Recogí todo lo que pude de mi apartamento, y con ella nos refugiamos en la casa de su abuela a las afueras de la ciudad. Era una pequeña casa de campo con un cobertizo el cual acondicioné como un pequeño laboratorio.

"Quiero que me devuelvas mis recuerdos" - me dijo, y fue lo primero que hice, aquella droga que Dreams Corporation usaba solo "adormecia" un rango de neuronas, las que almacenaban y gestionaban los recuerdos y los sueños. 
Sólo fue cuestión de tiempo que ella volviera a recordar. La primera vez lloró desconsoladamente, no quiso decirme por que, peor yo había "leído" sus recuerdos, sus padres y un amor perdido, eran los que prevalecían.

Aquellas primeras semanas le enseñé como ayudarme, tenía que eliminar cualquier rastro en mi cuerpo de los sueños que me habían introducido, le expliqué la forma y si no lograba despertarme dónde debía ir, para denunciar las prácticas de la Corporación.

Pero ella era más inteligente de lo que había supuesto, y pude volver a ser yo.

El siguiente paso fue devolver los sueños a personas de confianza, de todas formas yo nunca me confié demasiado y primero rastreaba en su mente cualquier indicio de  que nos traicionaran.

De esta forma creamos un grupo de "liberados" enseñé las formas de lograr recuperar los sueños, robamos en algunas tiendas  especializadas en el material que necesitamos, y aunque en el camino perdimos a algunos, al final conseguimos llegar a la opinión pública y desenmascarar a Dreams Corporation.

Después de esto me retiré a un lugar lejano donde nadie pudiera reconocerme, ella... ella se vino conmigo y ahora nuestros sueños son... sólo sueños.

FIN

1 comentario:

Gema Aguilar dijo...

Muy chula y original. Con final feliz 😀😜