jueves, diciembre 10, 2009

Arco iris

Sus ojos rojos, como dos pequeños tomates cherry.
Secos de tanto llorar.

Por los sueños rotos.
Por las ilusiones perdidas.
Por el vacio sentido.
Por el camino no encontrado.

Sobre la mesa de madera un pequeño charquito que habían formado sus lágrimas.

Ella fue a su cajón, sacó una cajita, la abrió y desenvolvió aquel paquete que nunca llegó a enviar.

Los rayos de sol salieron de su encierro, corrieron por la habitación y se fueron a bañar en el charquito de lágrimas.

Un arco iris lo inundó todo.

Y ella supo que de sus lágrimas tambien podia nacer algo bello.

5 comentarios:

Maybe dijo...

Nico casi siempre de lo malo surge algo bueno, aunque tardemos en descubrirlo.
Un abrazo.

Belén dijo...

Yo es que pienso que siempre hay que llorar, cierto, pero por dios, en algún momento se ha de reirª!

Besicos

Verónica (peke) dijo...

De unas lagrimas nace la bellezaq envuelta en algo dulce y unico...

besotes de esta peke.

pd. te espero por mi rincon con tu taza de cafe caliente, siempre que quieras...

Masakoy dijo...

De las lágrimas siempre surge algo bello, aunque sean más lágrimas.

hasta el infinito y más allá

Bohemia dijo...

incluso en las cosas tristes se pueden encontrar cosas hermosas...

no sé porque imaginé sus lágrimas como una aguada salsita de tomate, debe ser por ese comienzo tan chulo de los ojos como tomatitos cherry...

Un beso Nico