miércoles, noviembre 25, 2009

Una vela

Una vela.
Chiquitita, encendida.
Sobre la mesa.

Su pequeña llama ilumina la estancia.
En la pared escrito con susurros: "las luces siempre prenden en el alma"

Él mira el crepitar de la llama, todas las noches permanece encendida, nunca la apaga y sin embargo la vela no se consume.

Tiene miedo.
Miedo a las noches.

Piensa que esa luz acallará sus silencios, esos que gritan dentro de su cabeza.
Silencios que gritan.

Observa el baile de la llama sobre sus sábanas, y las sombras de los besos, las caricias, de la piel sobre piel, brazos y piernas anudados en figuras imposibles, sexo de amor, amor con sexo, se esconden en cada pliegue de la ropa.

Tiene miedo.
Miedo a las noches.

Enciende la vela.
A la espera que su humo dibuje cuentos con los que poder conciliar el sueño.

Hay noches que pasea por la habitación, arriba y abajo, pendiente de esa llama para que no se apague, pendiente de un último cuento, de meterse bajo las sábanas en busca de las sombras que se esconden en cada pliegue.

Piel sobre piel, brazos y piernas anudados, sexo de amor, amor con sexo, silencios de risas.

Tiene miedo.
Miedo a las noches.

Y acerca la vela a la ventana.
Afuera la oscuridad.

La oscuridad y su vela.
Lucha entre la noche y la luz.

Se imagina como hace mucho tiempo, cuando en los pueblos costeros las gente se echaba a la playa prendiendo fogatas para avisar, entre la tormenta, a los barcos de la proximidad de la costa... ¿o era por que quizás querían que embarrancasen...?

Él pone la vela en la ventana, un pequeño punto de luz en una playa desierta, y piensa, que así, quizás los barcos de sus sueños embarranquen en su playa.

Tiene miedo.
Miedo a la noches.

4 comentarios:

Masakoy dijo...

Miedo a la noche o a la oscuridad. Miedo a estar solo o a no saber estar. Miedo cuando oye su voz o cuando escucha su silencio. Y ¿quién no tiene miedo?

Hay malandrín. Esta ma gustau

Sara dijo...

Chicoooooosssss !!!!

Uf cómo estamos!!!
Bonita Nicolás..... pero tan triste...

Besos desde el norte

Paseando por tu nube dijo...

Siempre consigues con tus relatos transportarme dentro de ellos, hoy he sentido miedo...
Un beso cielo

Verónica (peke) dijo...

Miedo a la noche, a la soledad de su cuerpo y miedo a él mismo. Admitir que se posee miedo es de valientes...


besotes de esta peke.

pd. te espero por mi rincon con tu taza de cafe caliente, siempre que quieras...