lunes, marzo 03, 2008

Un cuento

Aquel pueblo era lo que siempre habia soñado.
Sus casas blancas salpicaban la ladera, y al final, el mar.

Un mar azul, de un azul tan intenso que se tornaba en verde turquesa.
Allí habia llegado, aún no sabia si huyendo de su vida, de él mismo, o por que era realmente lo que deseaba.

Había alquilado un pequeña casa, de paredes blancas, algo alejada del puerto, no queria oir la algarabia de las gaviotas, cuando los barcos llegaban al anochecer y descargaban el trabajo del día.
Necesitaba un espacio de silencio y tranquilidad.

La casa se dividia en dos alturas, en la parte de abajo, un pequeño salón, presidido por una cristalera, una pequeña chimenea a la izquierda de la puerta de entrada, detras tras un arco la cocina, de fogón, de las antiguas, y a la derecha una pequeña puerta de color teja da paso al lavabo, que soprende por su amplitud con una gran bañera y una ventana que inunda todo de luz, y desde donde la montaña aparece vigilante.
Enfrente de la puerta hay una escalera por la que accedes a las dos habitaciones.

En una de ellas, la que daba al mar dejó su maleta y su mochila gris.
Le gustaba aquella casa, tenia el aspecto acogedor de su antigua caja de cerillas, ese sentimiento que dan las paredes cuando sientes que es tu hogar.

Bajó al pueblo y recorrió sus calles, estrechas, algunas puertas abiertas dejaban ver los patios interiores, olia a madera y pescado.
Su mente voló a la gran ciudad, a las avenidas repletas de coches, a las esperas en los restaurantes, a los paseos por el rastro, a los encuentros con un viejito. Y sin embargo no se arrepentía de haberse ido.

Se acercó al puerto y vió los viejos barcos atracados, aun podia percibirse el sudor de unas rudas manos tirando de las redes, a pesar de que el agua se habia llevado cualquier rastro del día, podias sentir los olores, la mezcla del pescado con el sudor de los pescadores.
Seguiste andando, hasta la playa, a esa hora ya vacia, y te sentaste en la arena aún caliente, el cielo se iba perlando de estrellas, y el rumor de las olas invitaba a cerrar los ojos.

Eso hiciste, y un aluvion de recuerdos se te vino encima.

Llegó un nuevo día, y empezaste a escribir historias, esas donde te volcabas, donde en cada trazo de tu boligrafo iba una parte de ti, un sentimiento. Y llegarón historias de sirenas, y barcos destrozados, y hablabas de tus charlas con un viejito, de recuerdos olvidados en posos de cafe, en una vieja cafeteria.

Y en cada cuento, ibas dejando una parte de ti, y las historias te iban absorviendo mas y mas, hasta convertirse en tu vida, donde por fin llegabas a sentirte bien, donde volvias a enamorarte, y corrias detras de una mirada, de unos labios, de un abrazo.

Al final cuando soltabas el boligrafo, y mirabas por el ventanal de salón, sentias que todo estaba bien, que todo iria bien.

Convertiste tu vida en tus cuentos, y los cuentos en tu vida, la línea que los divide se hacia cada vez mas y mas fina. Hasta que un día ya no hay diferencia, y te sientes caballero con armadura, te sientes el niño del árbol, o a veces un narrador de historias que las vive, y ya solo quieres ser eso, un cuento.

Nunca más se te volvió a ver por el pueblo, ni en la playa, ni el puerto, las luces de tu casa se apagaron, hasta que un día alguien entró, no estabas, pero si tu maleta y tu mochila, pero si sobre la mesa tu libreta y tu boligrafo, como si no te hubieras ido.

Y alli escrito tus ultimas líneas...

"sólo soy un cuento.... sólo quiero ser un cuento...."

17 comentarios:

luzdeluna dijo...

Nico.........es.........PRECIOSO!! Imagino que es tal vez sólo un cuento más, pero este cuento lo he ido leyendo durante los últimos meses... sí... al final siempre se tiende a escribir sobre las propias experiencias, haciendo una historia de ellas y convirtiendo historias en parte de tu vida....

Me encanta cómo escribes, lo que escribes, lo que transmites...

Un beso tremendamente dulce para ti!!!!

Lula May dijo...

Es difícil no perderse en ese mundo generoso donde todo ocurre tal cual decide el que escribe. Es difícil no dejarse caer en sus palabras y que éstas nos lleven a ese final deseado, final de cuento. Es importante saber dónde estamos, parar si es necesario y mirar alrededor, dejar que la realidad escriba por nosotros confiando en su destreza.

Suerte, amigo.
Lula.

Belén dijo...

Tu no eres un cuento, tu eres real...

mañana por la mañana te miras al espejo y de mi parte te dices GUAPO! tres veces... acabarás siendo como los príncipes de los cuentos que escribes... lo prometo :)

Besazos

karen dijo...

Será que eso mismo pasa con tus cuentos???

Será por eso que tengo un pequeño Nico en la portátil que crece con cada relato nuevo???

No será que al irse convirtiendo en cuento esas historias funcionan como retroalimentación positiva cada vez que son leídas, nutriendo al cuenta-cuentos, que no queda en un cuaderno, se transforma en magia, en música tangible, en faro que guía, en una abrazo que estremece, en emociones vivas que no desaparecen que perduran y explotan...que llegan a quienes se encuentran a su alrededor...

Me encantan tus cuentos, y me gusta dejarte comentarios...

Nos leemos cuenta-cuentos...

(me llamó la atención el cambio de narrador de la primera mitad a la segunda)

Nicolas dijo...

luzdeluna
gracias, gracias, pero cuando digo ser un cuento es convertirme en un cuento dibujarlo escribirlo pintarlo, y vivir en el, es la unica manera quizas de que la vida deje de ser vida y pase a ser un cuento "mi cuento".

Lula May
gracias Lula, ojala tenga esa suerte que me regalas...

belen
jajaja no quiero llegar a ser princioe me bastaria con llegar a vivr un cuento

karen
gracias por tus palabras karen, si he sido faro, y niño del arbol, y me he perdido en las lagrimas de algunas palabras, y en los caminos que ellos recorrian, he sentido sus besos, me han dolido sus despedidas, por que ellos soy yo, yo soy ellos, hasta q un dia ellos escriban mi cuento.

Masakoy dijo...

Yo me recupero, tú te recuperas, él.
La vida es un cuento del que tu escribes cada línea. Tu decides como sigue.

Abracetes amigo....

NEBET-HET dijo...

Yo escribiria un tierno cuento para ti, con un final de pelicula,de esos en donde ella acabase contigo, y curase tus heridas, y tu las suyas y juntos fueseis felices para siempre, y estaria lindo que mis palabras llegasen a cumplirse y al final puedas sanar. Un besito cielo.

¿Escritora o escribidora? dijo...

Cuando has cambiado a la 2ª persona creo que ha sido un acierto.

Ese narrador hace que el lector llegue a lo más profundo del protagonista.

Y ¡Me alegro mucho! que te haya gustado Manuela. Es uno de los personajes a los que le tengo más cariño.

Seguimos en contacto...

karen dijo...

Y si ya lo están escribiendo??? Tu cuento...

suspiro dijo...

Estoy de acuerdo con Masakoy en que la vida es un cuento y nosotros decidimos el siguiente paso, casi siempre.
El cuento precioso.
Besos.

fire dijo...

cuentame cuentos..cuentos bellos como haces siempre...pero nunca acabaes como el protagonista de esta historia..siendo solo un cuento..
te necesitamos persona....
eres persona...
mil besos nico

...solo una mujer. dijo...

A mí también me gustaría acabar siendo un cuento... cada vez un cuento nuevo, distinto, diferente.. con finales alegres o tristes, pero renaciendo continuamente...
Te acompaño en tu cuento?

Un beso, de cuento...

Nicolas dijo...

Masakoy
Por eso quiero ser un cuento para escribir cada linea sin que nadie me la cambie, sin que nadie la borre, o la tache, y asi que el cuento sea como una vez soñé

un abrazo amigo te echare mucho de menos

Nebet-Het

Umm escribelo, es de los cuentos que quisera vivir.

Escritora o escribidora
Si , al cambiar se acerca mas, uno se siente mas identificado mas junto a él.
Manuela es ... simplemente genial, felicidades

Karen
Si ya lo estan escribiendo.... espero que sea un cuento de amor, dulce, de aventuras, con despedidas cortas y regresos largos, de besos apasionados, y noches interminables de amaneceres de cafe, y largos paseos a la orilla del mar, de miradas suspendidas del alambre, y que nunca nunca ponga fueron felices y comieron perdices, sino, y cada dia vivieron como ellos siempre habian deseado...

suspiro
ese casi siempre es el que a veces emborrona el cuento... muchas muchas veces son mas de una pluma la que lo dibuja, y a veces se queda sin tinta...

fire
gracias... pero hay dias hay tiempos que me convertiria en un cuento auqnue por ello tuviera q dejar de ser persona

solo una mujer
seria genial poder ser no uno sino mil cuentos ¿verdad?

Luz de Luna dijo...

Es hermoso poder escribir lo que sientes, lo que piensas, usar tus letras, tus palabras sin que nadie tenga acceso a modificarlas. esta increíble este cuento y de verdad me transporte a ese gran paisaje, lleno de soledad que bastante falta me hace.
Gracias por tus lineas

Paseando por tu nube dijo...

Es mi próxima ilusión, jubilarme prontito y poderme retirar a un pueblo como el de tu cuento, con una casa cálida donde escribir, una amplia cocina para hacer muchas recetas mágicas...

Un saludo

Alma dijo...

Un cuento? no no

Tú has descrito mi faro, la sirena de mi alma, las calles por donde paseo, el mar que admiro. Tú lo que eres es un mago de las palabras.

Besos salados

Nicolas dijo...

LuzdeLuna
Gracias a ti por recorrerlas por leerlas y por escribir aqui, espero que ese camino de soledad te lleve a otromucho mas hermoso

paseando por tu nube
Que bonito nombre el de tu blog, ojala tu proxima iliusion se cumpla, y nos lo cuentes...

Alma
Uysssss soy como Mickey... aprendiza de mago nada mas