jueves, enero 31, 2008

Tres parte III chica 2 (la chica del apartamento en madrid)

Sencillamente ya no podía más.
Estaba a su lado con su brazo por encima de mis hombros, él charlando por los codos, y yo allí sintiendome fuera de lugar, de lugar y de todo, de aquel bar, de mi chico, de mi vida.

Hacía tiempo que me sentía así, a pesar de estar él alli, la soledad me habia invadido, había perdido las riendas de mi vida y simplemente me dejaba ir, en una pendiente sin fin, deslizandome poco a poco por ella, cada dia un poco más.
En algún momento del camino se abrió mi maleta de sueños e ilusiones esparciendose entre las piedras y ya me fué imposible recogerlos, seguí sus pasos y atrás se quedaron, quizás pensé que en cualquier momento podría volver a por ellos, pero cada paso que daba, era un paso que me alejaba de ellos.

Lo miré, él seguía ajeno a todo lo que dentro de mi bullía, alguna vez me habia comentado que me notaba cambiada, algo mas triste, pero no pasaba de ahí, quizas el miedo a cruzar la frontera de la ignorancia, mejor no saber que lanzarse a unas preguntas cuyas respuestas podría intuirlas. Intenté zafarme de esos pensamientos, y sumergirme en las charlas intrascendentes, bebi de un golpe mi segundo cubata, y el acohol corrio por mis venas desplegando una leve sábana en la que mi lucidez jugó al escondite.

Y de pronto te ví, alli sentado en una mesa, sólo, con un cuaderno de viaje negro, escribiendo, de vez en cuando levantabas la vista perdiendola seguramente en lo que estabas escribiendo para retomarla instantes despues. Me quedé mirandote, ese halo de soledad que desprendías, llegó a mi con sabor a nostalgia.

De pronto, nuestras miradas se cruzan un instante fugaz pero que queda detenido en el tiempo como si todo se hubiera parado, ni un sonido solo tus ojos en los mios, los mios en los tuyos y un calor que me invade, me sonries y bajas de nuevo la cabeza como avergonzado por tu acto.

Mi chico tira de mi.

- Nos vamos algunos a otro garito
- Pues yo me quedo aqui, no me apetece moverme
- Bueno, como quieras, te llamo mañana ¿vale?
- Vale. - y de mi boca cayeron esas palabras como podria haber dicho la verdad es que si no lo haces me da igual.
- Adios.
- Adios, pásalo bien.

Allí me quedé mirando como se iba, y mientras observaba su aire despreocupado cerrando la puerta, sentí que dentro de mi su puerta tambien se cerraba y esta vez era para siempre.

Gire mi vista hacia el chico que escribía, y... ¡¡ me encontré con su mirada !! clavada en mi, habia cerrado el pequeño libro y simplemente me miraba.

Me levanté, detras oí las voces de los amigos que se habian quedado preguntandome donde iba, y mi voz diciendoles "ahora vuelvo".

Arrastre mis piernas hasta su mesa, nunca antes habia abordado a un chico de esa manera, pero esta vez me dejé llevar por el impulso.

- Puedo sentarme?
Me miro y asintió levemente.

- te vi que estabas escribiendo, me lo enseñarias?
Le pillo por sorpresa, y aunque por un momento pensé que no me dejaría, abrió el cuaderno y leí:



Disolverse


- Se está bien aquí
- Si, tan juntitos
- Si. ¿Sabes? Me gusta estar cerca de ti y todo este tiempo juntos con lo que hemos compartido
- Es verdad, quién lo diría ¿no?. Con el tiempo que ha pasado, y las cosas que hemos vivido juntos.
- Ya ves, uno nunca sabe cómo va a empezar, ni el cómo ni el donde ni el porqué, pero aquí estamos.
- Si… es cierto y sin embargo tengo una extraña sensación…
En ese momento empezó a caer un lluvia blanca a raudales
- Dime, ¿ cual es esa sensación?
- No lo sé, pero después de todo ,tengo la sensación de que nos estamos disolviendo.
- Si, esa extraña sensación tengo yo, como si nos disolviéramos…
- ¿Nos volveremos a ver?
- Espero que sí, deseo que sí
- Yo también lo deseo
Y en un remolino aquellos dos azucarillos se disolvieron en la leche.

No sé porque pero una lagrima rodo por mi mejilla, quizas sentí que mi vida se disolvia como aquellos azucarillos.

Y hablamos ... hablamos... hasta casi el amanecer, cuando él se despidio.
Y en un acto de locura le invité a mi casa.
- No es el momento.
Y un leve beso floto en mis labios.
- Voy todos los dias por ese bar, si quieres...

Al día siguiente mi chico vino, y un torrente de sentimientos envueltos en palabras se lo llevó y cerró la puerta, y sentí que era lo mejor para los dos, esperando que en algún momento llegara a entenderme.

A los dos dias volvi a encontrarme al chico que escribía.
Esa vez no rehusó mi invitación.
Y sobre mis sábanas, en mi piel dibujó circulos de pan de azucar que recogia con sus labios.

Por la mañana al despertar ....

(continuara)

16 comentarios:

tumejoramig@ dijo...

Que preciosoooo, cuanto más lo leo más me gusta...

Quiero creer que eres tú el escritor que apostó, sentado en aquella mesa, a que un cruce de miradas sería algo más... una invitación a llenar dulcemente un momento deseado...

Es precioso Nico, realmente precioso!!!

Un beso

Nicolas dijo...

Graciassss ¡¡¡ pero todo es ficticio nada es real... aunque me encatan los cruces de miradas.... esta magia q se extiende como un funambulista entre dos ojos

La Sonrisa dijo...

una lástima que no sea real.
Yo me moriría por una historia asi vivida en primera persona ainssssssss ¡¡que me pongo romanticonaaaaaaa!

estoy esperando ya el "continuará"

Bsos

luzdeluna dijo...

jiji.....no puedo decir más.... me encanta como escribes.... eres genial!!!

Un besito guapísimo

NEBET-HET dijo...

Lindo muy lindo, como siempre claro... Me esta encantando esta saga, espero que continue pronto.

Un besito

Masakoy dijo...

La historia me gusta. Me gustas tú, tu sonrisa, tu aroma a café por las mañanas, esa sensación que me atenaza el estómago cuando te miro al despertar mientras aún duermes. Me gusta cuando, en sueños, me abrazas y me acercas más a tí. Me gusta sentirme a tu lado y, en mi soledad, sentir ese calor... (ejem...)

Ahí te dejo aceite para que lo recicles... pero con cariño, ya sabes que no puedo ser normal, pero me gusta tu historia

karen dijo...

Me gustó cómo el tiempo se detuvo en su mirada en su conexión, en esa magia de amor de película, de ese concepto utópico del alma gemela, en el amor a primera vista.....

Lo que me gustó más fue su escrito, el del chico, su analogía, y también sentí que a veces me disuelvo como un azucarillo.....

Me haces querer creer más en la magia de la vida, y dejar de ser tan escéptica.....con cada relato me convenzo un poco más (de azucarillo en azucarillo)

A la espera de la continuación me despido y te dejo un abrazo.....

Belén dijo...

Espero que no tardes tanto en publicar jo, que me muero de ganas! jajajajjajajajjajaja

Besos esperando :)

...solo una mujer. dijo...

Con cada escrito tuyo, a mi solo me sale hacer algo... pero como aquí no se ve, solo puedo decir: Chapeau!!

Me descubro ante tí, maestro.

Un beso de tu admiradora fiel.

Maybe dijo...

Esperaré ansiosa por la continuación, que excelente historia has ido tejiendo.
Saludos.

Nicolas dijo...

La sonrisa

Si es una lastima a mi tb me gustaria vivir algo asi, debo ser de los ultimos romanticos que quedan en el planeta.... besos

luzdeluna
graciasssss un beso

nebet het
continuara... y veremos que pasa... un beso

masakoy
edu ¡¡¡ mira que te tengo enfrente jajaja pierdes mas aceite que una vespa del 50, al final copito de nieve mucho gore pero eres un romanticon tio... dale a los css que luego sino me los trago yo...

karen
hay veces que una mirada detiene el tiempo, yo la comparo como el viaje de un funambulista por el alambre de ojo a ojo, en equlibrio transmitiendo tantas sensaciones...
no te disuelvas no lo hagas auqnue haya situaciones que nos provoquen sentir que nos vamos diluyendo... un beso

belen
solo unos dias los suficientes como para mantener el suspense jijiji

solo una mujer
uyssss muchasss graciasssss me encanta que te encante gracias graciasss

maybe
proximamente..... la siguiente entrega :)

Sara dijo...

Bonita y romántica historia, con un final que invita a nuevas historias que espero nos cuente,pero ¡sensación de disolverse los dos¡ la intento imaginar, pero no logro..
besos

Ispilatze dijo...

Nico, has conseguido q todas queramos ser la chica que, abrumada de soledad (por mucho que tenga compañero), se atreve a abordar la intimidad de un desconocido. Y todas hemos creído ver en ese escritor de libreta negra al autor de este precioso cuento.
¡Si vives así la fantasía... cómo no vivirás la realidad!
enhorabuena por dibujar sentimientos.
:)

DELIRIUMTREMENDS dijo...

La verdad es que según iba leyendo, me sentía mas identificada con la historia, con la protagonista, y con el hombre que pendía de su brazo. Luego llegó la luz, con aquel hombre que con un cuaderno en la mesa, y una soledad muy bien disimulada, quizás hasta elegida, todo se iluminó, esperanza, una nueva oportunidad para ella, días mejores, por fin una vía abierta a la vida...
Me encantó.
Si eres tu el que va salvando mujeres por ahí, dame toque. Tengo unas cuantas para mandarte¡¡¡
Un besazo, y oye, fetén esa metida de piel en la chica, porque te metiste de lleno en ella... debes saber mucho de naturaleza femenina...

Nicolas dijo...

Ispilatze
Hola, gracias por tus palabras, intento vivir la realidad de la mejor manera posible, pero no tengo un manual ni un libro y comento muchos errores, quizas por que desearia q mi realidad fuera pura fantasia. besos

deliriumtremends
jajaja yo no salvo mujeres, quizas algun dia cuente algo sobre "mision divina" pero yo necesitaria q me rescataran tb, no se si se de las mujeres se de sentimientos y creo q a veces la ternura es igual en ambos solo q el hombre no quiere demostarlo besos

Nicolas dijo...

sara
A veces uno tiene esa sensacion que se disuelve, que las cosas se disuelven que la vida se disuelve, la historia tiene tantos finales y vaivenes como tiene una vida y si es una vida compartida con alguien entran aun mas variables. Un beso