lunes, abril 27, 2015

Boxeo

Estoy sentada en el escritorio frente de la cama, cama que aún tiene las sábanas revueltas, sábanas que huelen a él, 
a él y a su ausencia.

Mi vida es como un combate de boxeo, salto al ring y allí está en la esquina, me mira amenazante e incluso me sonríe como si me quisiera decir "nena, no te voy a hacer daño", pero en cuanto chocamos los guantes me lanza un derechazo al mentón, y siento arder mi cara, doy un paso atrás, no esperaba ese golpe tan repentino, dado con la mejor de sus sonrisas.

Cuando avanza hacía mí, me lanzo a sus brazos intentando esquivar el siguiente golpe,  y me abraza, me susurra al oído,  pero el bramido de la gente me impide oírle, me empuja y se separa de mi, leo en sus labios "aprende de mis golpes, sólo así podrás aguantar todos los asaltos"

Y me confió cuando lanza un gancho a mi hígado que me deja sin respiración.

Suena la campana, y me siento en el rincón, y es cuando  tú llegas, y revuelves mis sábanas y me besas, con esos besos tan dulces y apasionados que te llevas en ellos todo el dolor del combate, todos los golpes.

Me hundo en tu  aroma, dejando de lado el otro olor, el del sudor y la sangre.

Suena la campana, vuelvo a saltar al cuadrilátero, y allí me espera con sus puños en alto, desafiante, me invita a ir a por ella, y voy, voy desconfiada, voy creyendo que no tiene por qué golpearme,  hasta que lanza un  golpe recto, logro esquivarlo pero en el último momento me impacta. y te veo allí en mi esquina, en la esquina del cuadrilátero,  entre las sábanas, con tu eterna sonrisa, y sé que en ese breve espacio que es el descanso entre asalto y asalto, estarás allí para llevarte mis golpes, para borrar por un instante este combate, mi combate de boxeo con la vida.

3 comentarios:

Gema Aguilar dijo...

Impresionante, como la vida misma. A veces te golpea tanto que menos mal que hay besos dulces y sonrisas en las esquinas, porque sino el KO, seguro que ya le habría dado.

Fiorella dijo...

Precioso!

ShAdOw dijo...

Cual es el premio al ganador?
Es la satisfacción de que por mas golpes, mas caídas, aun seguimos de pie, con los guantes en alto?
No nacimos para dejarnos vencer, hasta el último aliento de vida, seguimos en la pelea, esperando la cuenta del referí, 10,9,8,7,6,5,4,3,2,1...0

Lo logramos??