martes, septiembre 03, 2013

Recuerdos

Recuerdo como si fuera ayer, mejor, como si acabara de suceder hace nada,  el primer beso que dí, el primer beso que recibí, con la torpeza que llevan las cosas que son la primera vez, abro la boca, no la abro, me dejo llevar, todo con el motor encendido de mi corazón, por que estaba enamorada de aquel chico. el mismo que me hacía escribir poemas en mi carpeta de mates, dibujar corazones  en servilletas.
Corazones que un dia se astillaron cuando le ví besarse con otra.

Recuerdo que aquellos dias mi  futuro tenía guirnaldas, y luces, y brillaba.. .tanto que me cegaba, decorado al detalle con dorados y lazos rosas.

Esos recuerdos permanecen colgados ahora de mi pared en cuadros sin marco, donde las ilusiones son solo reflejos, como suelen serlo los oasis para los que se pierden en el desierto. Y mi corazon es un amasijo de pedazos rotos una y otra vez, y vueltos a pegar, coser y sellar.

Tienen algo de especial los recuerdos, algo que jugueta en el estómago, como las mariposas, pero también algo que se convierte en piedras que cargan la mochila que todos llevamos y que hace que cada dia te cueste mas andar, moverte, seguir, despertar, levantarte.

El segundo chico que me besó, fué como el tercero y el cuarto, besos ávidos de respuestas, exploratorios, , besos que intentaban revivir el primer beso, pero que nunca se llega a repetir, al menos no hasta que  vuelves a sentirte enamorada y es cuando el recuerdo del primero se esconde y no aparece.

Recuerdo cuando mi madre me decía, cuando seas madre, y ahora soy madre y recuerdo a mi madre, las veces que la quitaba la razón y me extrañaba de las cosas que me decía, y ahora es mi pequeña la que se extraña la que me da y me quita la razón, la razón de vivir.

Recuerdo las sábanas alborotadas anudadas a dos cuerpos sudorosos, recuerdo desayunos de café y tostadas junto a un vaso de zumo de naranja, recuerdo velas y bañera de espuma, donde las risas eran barquitos que surcaban las curvas de su piel, recuerdos que son recuerdos de otros recuerdos encerrados en un arcón para que no salten y corran por los pasillos de mi corazón.

Mientras de mis paredes cuelgan cuadros sin marco, ilusiones que se reflejan en el espejo del baño, detras de mis arrugas, de mis ojeras, del paso de los años donde los sueños como decía el escritor sueños son.

3 comentarios:

Gema Aguilar dijo...

Sabes como llegar a lo más profundo del alma. ; )

ShAdOw dijo...

Te cito...
"Esos recuerdos permanecen colgados ahora de mi pared en cuadros sin marco, donde las ilusiones son solo reflejos, como suelen serlo los oasis para los que se pierden en el desierto. Y mi corazon es un amasijo de pedazos rotos una y otra vez, y vueltos a pegar, coser y sellar"

VUELVEN UNA Y OTRA VEZ ALEGRANDO Y DESGARRANDO, UFFA!! QUE RAZÓN TIENES.

BESOS CRUZANDO EL ESPACIO QUE NOS SEPARA

ShAdOw dijo...

Vuelvo para deciros que los recuerdos han cobrado vida, y los cuadros se han descolgado... mi corazón esta retirando las suturas de la cirugia, no sé cuanto dure la convalecencia, pero las mariposas en el estomago han vuelto...

Gracias. te quiero