miércoles, febrero 25, 2009

Una historia

A veces una canción sugiere una historia, quizas sea su banda sonora, pero me gustaria que pudierais escuchar esta canción mientras leeís este pequeño cuento.

escúchala

:D)

Es otra tarde más que corre sobre las amarillentas hojas de un calendario.
Otra tarde más en aquel café , con sus escaleras que llevan a unos sillones, no muy cómodos, pero alejados de la planta inferior, del ruido y del bullicio.
Él abre su portatil, se sube las gafas y empieza a escribir.

Una tarde más.

Levanta la vista y su mirada se cruza con unos ojos del color del almendro en primavera, y se desliza patinado en esa mirada como lo haria un funambulista sobre el alambre. Ella sonrie. Él no sabe si aquella sonrisa que revolotea lleva en el sobre su dirección.

Y una tarde más, sube las escaleras y abre su portatil, y ella vuelve a aparecer, vestida con su sonrisa, con los almendros en flor. Él ya no trabaja, dibuja con palabras paisajes donde se abraza a sus besos y baila con palabras susurradas al oido, mientras ella sujeta un te quiero con el hilo de una cometa.

Una tarde más.
Sólo cruzan miradas y pequeñas sonrisas, coqueteando como niños en el patio de colegio, sin atreverse a más. Nadie cruza ese puente que establecen sus miradas, más cuando ella se va, él cierra su portatil, y las palabras que mueren en su boca, acaban disolviendose en el café.

Un día levanta la vista, pero ella ya no está, en la calle llueve, y él se olvida de escribir.
El café se queda frío.
Él espera. Y espera...

El tiempo corre sobre las amarillentas hojas de un calendario.

Una tarde más, el eco de unas palabras caen sobre sus teclas, alguien habla de ella, de su ingreso en el hospital, de la espera de un transplante, él mudo recoge las palabras en sus manos y las guarda en el bolsillo. Ahora sabe, ya sabe.

Y esa noche en un banco frio con el olor que sólo tienen los hospitales, pasa la noche, delante de una puerta, de un número.
Alguien pasa y le toca el hombro, -"no puede estar"- , déjeme quedarme es lo único que me queda, esperar... -.

Esperar, él no puede esperar, y se levanta a otro banco donde firma unos papeles, y a cambio le devuelven una cicatriz.

Es otra tarde más.
Otra tarde en ese café de escaleras que llevan a unos sillones, y él abre su portatil se sube las gafas y empieza a escribir.
Ella llega un poco más tarde y se sienta donde solía hacerlo, él levanta la vista y sus miradas se cruzan una vez mas, ahora los almendros son mas oscuros, pero siguen brillando.

Y él sonrie mientras se acaricia la cicatriz de su costado.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Una cometa.... arriba, abajo... siempre a merced del viento, cuando no sabemos guiarla.
Mf

Paseando por tu nube dijo...

Ya no importa que ninguno de los dos cruce ese puente, tienen la mas bella y duradera unión.
Todo lo que escribes, como siempre, una belleza.
Un beso

NuNú dijo...

¡Qué bonito! ¿Y ella nunca lo sabría? Romántico, pero triste, pero feliz...

ShAdOw dijo...

Ayyy!!! me quiero morir!! Yo quiero un amor asi... jajaja tanto la canción como el relato hacen creer en un amor incondicional... y yo quiero creer que si lo hay...


tal vez no para mi, pero si para alguien mas...

Nicolas dijo...

NOTA
Al parecer se han borrado unos comentarios que habia, pido disculpas a los que los habían escrito, pero ha sido ajeno a mi.

Anonimo
A veces de los cometas no solo cuelgan papel e hilo, sino sueños, que dejamos volar...

paseando por tu nube
Gracias por tus palabras como siemrpe me animan a seguir

Nunú
Quizás lo mejor de todo es que nunca lo supiera, no crees? sin condicionamientos ni agradecimientos

Shadow
Amores así son los que dan una razón para seguir viviendo

NOTA ESPECIAL
Me he enterado de una amiga que está enferma, muy enferma, desde aqui le deseo de todo corazón que ahora que la vida le sonreia, luche con todas sus fuerzas y su alma para salir del trance, con todos los medios a su alcance y los que no esten a su alcance. ¡¡ MUCHA SUERTE !!

MORGANA dijo...

Uno de esos comentarios era mio, jejeje...
me encanto la canción y tu historia fabulosa.
Muchos ánimos para tu amiga.
Besitos

pati dijo...

A mí siempre me ha gustado pensar que mi vida es una banda sonora. Esta canción pertenece al registro de mis mejores recuerdos; gracias.

La historia... pues me hizo llorar. Iba a escribirte algo más profundo, pero hacerme llorar de emoción ya lo es ;)

Un beso :)

Mary dijo...

¡Qué bonito! Me ha encantado. No me esperaba el final... me has dejado con ganas de leer más.
Un besote

Bohemia dijo...

Una historia hermosa, que unida a la banda sonora del momento forman un binomio perfecto. Besos Nicolas.