miércoles, junio 11, 2008

Funambulista

Miraba el suelo, y sus pies.
Sus pies y el suelo.

Detrás de él, habia un gran camino recorrido, unas veces recto, otras lleno de curvas, subidas y bajadas.

Sin embargo, el camino ya no tenía emoción, el suelo era siempre el mismo, y sus pies tenian la cadencia de un reloj, tic, tac, un paso y luego otro.

En el suelo se estampaban sus sueños.

Miró al cielo.
Y lo sintió cercano y nuevo.

Una mañana ascendió, y desde la azotea del edificio mas alto de la ciudad tendió un cable.
Y se subió a él.

Sintió miedo, y vertigo, y su corazón palpitó de nuevo.

Miró hacia el suelo.
Sus pies y el suelo.

Pero estos ya no estaban pegados a el, ahora se suspendian en un cable, y la vida no se paró, como él, se suspendió del vacio, en equilibrio.


Recorrió lentamente el cable, dejando que las sensaciones le invadieran, miedo, libertad jugaban al pilla pilla en su piel.
Cuando llegó al otro extremo, sus ojos lloraban, y se prometió, no volver a pisar nunca mas el suelo.

Tendió cables, unos largos otros finos, entre corazones, entre miradas y dejaba que sus sentimientos se deslizasen en equilibrios eternos.
Tendió cables entre sus recuerdos y los que tendrían que vivir.

Y lentamente se convirtió en un funambulista, el funambulista de la vida.

Un día mientras recorría el cable, se posó sobre el un albatros, y se quedó allí, mirandole fijamente, y él miro al albatros.

El tiempo se detuvo.
El albatros le miraba.
Él miraba al albatros.

Y lo comprendió todo, cuando el alabtros se dejó caer del cable, y extendió sus alas.

Él buscaba caerse, que el equilibrio un dia le guiñase un ojo, y tropezase con él, y caer.
Quizás ese sea el fin último de todo funambulista, vivir en el alambre, con la sensacion de que un dia tropezaras y caeras, en una pirueta ultima y mortal.

Y todos recordaran a aquel funambulista que un dia dejó el suelo y vivió colgado de un cable, su vida y un cable..

13 comentarios:

Masakoy dijo...

Vivir colgado... ¿para qué? Vivir en equilibrio sin esperar nada, evadirse de perderlo todo o ganar lo inesperado. Reir, llorar, soñar. Para ser funambulista hay que tener valor, pero mucho más para bajar del cable y convertir cada acera, cada minuto, cada suspiro de esta vida en uncable que cruzar manteniendo el equilibrio. Pero ser funambulista para esperar que un día el equilibrio te guiñe un ojo y caer, mejor morir y no tenener que mantener el equilibrio.

"Solo se es libre cuando se está muerto o drogado"

Hasta el infinito y más allá.

Que charlote Nicolasín, jejeje

Belén dijo...

Pues sabes? será que en tierra forme no funcionaba bien, hay que buscarse los sitios que mejor estemos no?

Besicos

...solo una mujer. dijo...

Hay veces en las que hacer funambulismo a ras de suelo también conlleva el riesgo de caer al vacio.
Un beso.

fiorella dijo...

Me hiciste acordar a la novela El Baròn Rampante.Vivir en el aire,por encima es una opciòn,pero mejor es pisar el suelo y ver las cosas y vivirlas en el cara a cara.Un beso

Nicolas dijo...

Hola

Contesto en conjunto por que veo un comentario comun, el funambulista no sube a la azotea de los edificios como consecuencia de huir del suelo de la realidad, sube para buscar una emocion un sentido a todo una forma de vivir.
A veces no basta con la vision a ras de suelo no basta con con el transcurrir del tiempo, hay que subir lanzar cables y sentir el riesgo de caer

besos y gracias por vuestros comentarios

Anónimo dijo...

Vamos a ver Nicolasín, hace un día de los q te gustan.. asi pues, baja de las alturas y disfruta de tu paseito por nuestra querida C/ Fuencarral empapandote de los rayitos de sol que hoy han salido con un único fin.... ANIMARTEEEEEEEE

Una anónima cualquiera ;-)

Sara dijo...

Si sentir el riesgo de caer, es volver a lanzarte a la vida con el miedo a caer aparcado, lanza cables , sube y mira todo a tu alrededor, y si no es asi , pues eso sal a pasear en un maravilloso dia de sol.
Besos

Maybe dijo...

En ocasiones debemos cambiar nuestro ángulo de visión, para poder ver otras perspectivas que quizás no podríamos disfrutar si siguiéramos en el mismo lugar.
Me alegra volver a leerte.
Saludos.

Bohemia dijo...

Es una forma de mantener los pies en el suelo...aunque sea a muchos metros de la tierra...

BSS

alguien más dijo...

Estoy contigo en eso de lanzar cables y sentir el riesgo de caer... pero, acompañado mucho mejor!!!

Un besito :)

luzdeluna dijo...

Me encantó Madrid, aunque no me encontré con tu viejito...!!!

Un besito dulce de alguien que vive cosas que describías muy bien...:(

Paseando por tu nube dijo...

Siempre que paso por aquí, salgo encantada tras leer tus relatos.
Un beso wapo

karen dijo...

Yo quiero ser una funambulista, sin pértiga, tendiendo cables, lanzándome, perdiendo el miedo, al borde, deslizándome sin red, malabarista de sentimientos...

Será que ser acróbata era mi vocación y no la escuché a tiempo...

No, no creo tener el valor...

Aún... ;-)

Saludos cuenta-cuentos ya vendré despacio a visitarte...